En el departamento de Chuquisaca, ha concluido un proyecto que ha sido llevado a cabo durante un año, el mismo fue elaborado en convenio de cooperación entre Fundación Social Universal (FSU) y Promotores Agropecuarios (PROAGRO), denominado “Gestión de la agricultura familiar bajo riego desde prácticas favorables al medio ambiente con protagonismo de mujeres y jóvenes, en comunidades indígenas del Municipio de Tomina (Bolivia)”.

Los responsables del proyecto fueron: Félix Almendras como Responsable de Proyecto; Ciprian Vázquez como Técnico de Campo del equipo y Gonzalo Estévez como asistente contable.

Se ejecutó con la participación de las familias productoras del municipio, que dio inicio el primero de noviembre de 2019 y culmino el 31 de octubre de este año con todas las medidas de bioseguridad, proporcionadas por Proagro (Promotores Agropecuarios).

El proyecto fue llevado acabo con actividades que se desarrollaron en tres partes: “Primero” relacionada con la puesta en marcha del proyecto; la “Segunda” en la ejecución de las actividades planificadas; y la “Tercera” parte de la sostenibilidad fue la apropiación del proyecto por los productores de las comunidades.

El objetivo de este proyecto fue mejorar e incrementar la producción de hortalizas y frutas para consumo y mercado, lideradas por productoras mujeres y jóvenes emprendedores, a través de tecnologías mejoradas apropiadas por la comunidad.

Durante este periodo se trabajó con 130 familias pertenecientes a cinco comunidades, de las cuales 50 fueron mujeres cabezas de hogar. Las actividades principales a desarrollar fueron, la producción de cebolla, zanahoria y orégano, se establecieron huertos frutales de durazno y manzana. Como parte de fortalecimiento social y económico, se presentó un proyecto de ley que favorezca a mujeres y jóvenes emprendedores del municipio de Tomina.

Durante este periodo se implementaron parcelas demostrativas de cebolla, zanahoria y orégano, en las comunidades de Arquillos, Thuru Mayu y Otorongo; de durazno y manzana en las comunidades de Pampas Abajo y Quirusillas. Estas parcelas fueron utilizadas como Escuelas de Campo para realizar las capacitaciones a productores sobre producción de hortalizas a través de días de campo. Parte de la producción de hortalizas durante cinco meses de arranque del proyecto, en tres unidades educativas se implementaron huertos escolares para diversificar la producción, que ayudo al suplemento del desayuno escolar mejorando el estado nutricional de niños/as.

A través de la gestión local y participativa de los productores en coordinación con el Gobierno Autónomo Municipal de Tomina (GAM-Tomina), se implementaron 48 huertos frutales entre durazno y manzana en las comunidades de Pampas Abajo y Quirusillas, actualmente estos huertos se encuentran en proceso de desarrollo vegetal bajo un acompañamiento técnico estricto por parte del proyecto y el GAM-Tomina.

La asistencia técnica fue una de las actividades importantes en el proceso de producción de hortalizas, a esto se debe los altos volúmenes y buena calidad de cosechas obtenidas, junto a las familias la asistencia técnica se ha desarrollado en parcelas de producción (previa y durante la presencia de la pandemia), abordando temáticas de mejoramiento de semillas, aplicación de tratamientos fitosanitarios, fertilización edáfica y foliar, necesidad hídrica de cultivos y gestión del agua a nivel parcelario.

Como parte de la transferencia de acciones, el fortalecimiento y la capacitación; fue la elaboración de materiales impresos, elaboración de guías sobre producción de hortalizas en específico de cebolla, zanahoria, orégano, durazneros y manzanos, esto permitirá a los productores encarar diferentes acciones productivas.

Finalmente, parte del fortalecimiento a la asistencia técnica y conocimiento de procesos productivos con la participación activa de productores líderes de cinco comunidades, se ha realizado la visita a zonas potenciales en producción de hortalizas y frutas en la ciudad de Cochabamba también en el mismo municipio de Tomina, donde productores intercambiaron sus saberes o conocimientos productivos tecnológicos.

Por lo que Proagro deja el proyecto a cargo del Gobierno Autónomo Municipal de Tomina bajo las dependencias de la Dirección de Desarrollo Productivo quienes darán continuidad a la producción de duraznos y manzanas conociendo que estas especies entrarán en la fase de producción a partir del tercer año, por lo que serán quienes brindarán, proveerán asistencias técnicas e insumos fitosanitarios necesarios.

Más noticias